COLEGIOS ·   BLOG ·   +00 34 603 44 95 95
  CONTACTO

TITLE

DESCRIPTION

La Guerra Civil Española fue la guerra más grande, más cruel y más destructiva de la historia de España, una guerra que acabo con la vida de más de 500.000 personas de todas las edades.

En la Guerra Civil había dos bandos, por una parte los partidarios del gobierno que había en ese momento en España el Frente Popular elegido democráticamente para presidir la II República Española, a los que se llamaba “republicanos”.

Por otro lado se encontraba el llamado bando sublevado que quiere decir que eran los que estaban en contra del gobierno republicano y que se levantaron en armas para que dejaran de mandar ellos y ser los sublevados los que gobernaran, a este bando se les llamaba bando nacional en el que estaban la mayor parte del alto mando del ejército español.

En resumen, los que gobernaban hasta ese momento eran de izquierdas, y los que de algún modo provocaron la guerra para mandar ellos y quitar del poder a los de izquierdas, eran los de derechas.

Al cargo del bando de derechas, los que se sublevaron se encontraba una serie de militares importantes de España como Emilio Mola, Francisco Franco o José San Jurjo, mientras que en el bando republicano, los de izquierdas se pueden encontrar nombres que también dieron mucho que hablar durante la historia de España, como Manuel Azaña, Juan Negrín, Santiago Carrillo o Francisco Largo Caballero.

El problema principal y por el cual los de derechas decidieron sublevarse contra la Republica, era la inestabilidad que sufría el país desde que ganaron las elecciones los de izquierdas, habían muchas huelgas, pistoleros que mataban a gente por la calle y mucha presión política para hacer que los que habían ganado, no les fuera fácil gobernar.

Una serie de generales comenzaron a conspirar en la sombra, entre ellos destacaban tres grandes figuras, Emilio Mola, quien llevó el peso organizativo del futuro golpe, el general San Jurjo y Francisco Franco quien finalmente se haría con los mandos del bando sublevado una vez muertos los otros en extrañas circunstancias..

El asesinato de José Calvo Sotelo, un afamado político de derechas el 14 de Julio de 1936 hizo que los sectores conservadores decidiesen participar en el golpe militar. Por tanto los sublevados, seguro ya de su fuerza, decidieron llevar a cabo el golpe de forma inminente.

El primer día de hostilidades fue el 17 de Julio del mismo año 1936 cuando en Melilla comenzaron las sublevaciones por parte del Ejército, al día siguiente el 18 de Julio considerado día del alzamiento, guarniciones militares de toda España comenzaron a sumarse a la sublevación, aunque otras muchas, permanecieron fieles a la República, de esta manera comenzaba la Guerra Civil Española.

La sublevación triunfó sobre todo en las áreas rurales, por esto el golpe triunfó en el Norte de África, en las Islas Canarias y Baleares y en ciudades como Sevilla, Córdoba o Zaragoza, mientras que las ciudades más industriales se mantuvieron fieles a la República.

En los primeros días de la sublevación moriría el General San Jurjo en un accidente de avión quedando el mando del bando sublevado en Francisco Franco y Emilio Mola.

La primera gran operación de la Guerra Civil fue la marcha de las columnas sublevadas dirigidas por Emilio Mola hacia Madrid, donde las columnas de milicianos republicanos pararon su avance a las afueras de Madrid en los que sería conocido como la Batalla de Guadarrama.

En Septiembre de 1936 y recién nombrado Generalísimo de los Ejército Españoles gracias a la fama que le dio conseguir ayuda de Alemania e Italia, Franco envió sus columnas que marchaban hacia Madrid a levantar con éxito el Sitio del Alcázar de Toledo consiguiendo un gran golpe moral para el bando sublevado, aunque durante dicho tiempo Madrid se pudo reforzar y reorganizar su defensa. Para los sublevados era muy importante tomar en su poder Madrid porque era la capital del país.

También en Febrero de 1937 los sublevados tomaron Málaga, uno de los grades bastiones del sur que aún estaban bajo el control republicano.

Luego el General Mola de los sublevados dirigió una operación enfocada a conquistar los territorios del Norte y en el transcurso de la campaña militar murió en otro accidente de avión, dejando el poder absoluto a Franco.

Meses antes, habían ocurrido los sucesos de Mayo de 1937, donde en Barcelona se enfrentaron los de izquierdas entre ellos, comunistas y anarquistas por sus diferentes formas de ver el conflicto, lo que evidenció una gran lucha interna en el bando republicano.

En Diciembre de 1937, la República realizó una gran ofensiva contra Teruel con el fin de parar el previsto ataque sobre Madrid y para dar un golpe de moral a sus tropas algo que sí se consiguió, aunque Teruel sería reconquistada 2 meses después en una batalla en la que las fuerzas republicanas mostraron claros síntomas de debilidad y desorganización.

Tras la toma de Castellón por parte del bando nacional en la Ofensiva de Levante, la República llevó a cabo una acción desesperada con la intención de darle la vuelta a la Guerra Civil en lo que sería la mayor batalla de la historia de España, la Batalla del Ebro. La batalla fue perdida por la República, esfumándose así la última esperanza de ganar la Guerra Civil.

Sin las Brigadas Internacionales, que eran voluntarios de otros países que habían venido a ayudar a los republicanos en la defensa de su gobierno, con un ejército sin moral y ya muy desorganizado y mal equipado, la República esperaba su fin, tan solo el inminente inicio de la Segunda Guerra Mundial que estaba a punto de desencadenarse en Europa podía evitar la rendición de los republicanos por lo que había que resistir.

Franco llevó a cabo la Ofensiva de Cataluña entrando las tropas nacionales en Barcelona sin resistencia el 26 de Enero de 1939, cientos de miles de militares y civiles tuvieron que irse a Francia exiliados, para que no los mataran por ser del otro bando.

El 28 de Marzo de 1939 casi sin resistencia y con una República ya derrumbada, las tropas nacionales entraban victoriosas en Madrid ocupando sin casi resistencia durante esos días la mayor parte del territorio republicano.

El 1 de Abril de 1939 tras la toma de Alicante, último bastión republicano, la radio hacia un anuncio, el último parte de la Guerra Civil Española que decía así “En el día de hoy, cautivo y desarmado el ejército rojo, han alcanzado las tropas nacionales sus últimos objetivos militares. La guerra ha terminado. Burgos, 1º de abril de 1939, año de la victoria. El Generalísimo. Fdo. Francisco Franco Bahamonde”.

29 COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sígueme en Twitter

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

UA-65823707-1

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR